2013 ¡AHLAN!
Revista 33 x 24 cm. 100 páginas.

British Journal of Photography

The Best Photobooks of the Year 2013: Martin Parr takes his pick

Another zine which echoes a magazine format, this time Hello! magazine. The subject is the struggle for the liberation of three generations of refugees in the Sahara desert. So we are invited to go in[side] various tents, meet families etc, all in the style of Hello!. This, together with some brilliant pastiche ads, makes one the best photographic statements of the year.



!AHLAN! Nuria Carrasco interviene la realidad.

Juan Pablo Wert

El título es la traducción saharaui de “Hola” y la publicación es un fake de la célebre revista del corazón que ostenta esa cabecera. Se imposta escrupulosamente el formato y la maquetación pero en su contenido se ha sustituido la realidad española por la de los Campos de Refugiados saharauis en Argelia.

La idea y los materiales utilizados en esta intervención surgieron de una estancia de la artista en los Campamentos de Tindouf, en el marco de Artfariti 2012, Encuentros Internacionales de Arte y Derechos Humanos del Sahara Occidental, en el que se dan cita cada año una selección de artistas internacionales de primera línea y que en esta ocasión ha contado, entre otros, con Santiago Sierra, Esther Ferrer, Isidoro Valcárcel, Los Torreznos, Federico Guzmán, Muntadas o Miquel Barceló, con el objeto de hacer universalmente visible la situación de despojo integral del que es víctima este sufrido pueblo desde hace más de treinta y cinco años.

La obra mantiene una clara congruencia con su trabajo anterior caracterizado por una fuerte vocación inquisitiva en relación con la gestualidad más banal de la vida cotidiana. Para ello Nuria ha venido usando diferentes medios expresivos y soportes diversos buscando la máxima pertinencia en cada caso en relación con su contenido respectivo.

En el que nos ocupa, la revista ¡AHLAN!, la apropiación del formato ¡HOLA! ilustra una táctica analítica feliz por cuanto, a través de la comparación entre los contenidos de ambas, quedan al descubierto los mensajes subliminales de aquella revista y del género en su conjunto. Si en el ¡HOLA! el paisaje del privilegio y del derroche insensato e insultante de unos pocos, la maquinaria de fabricación de “celebrities” y demás instrumentos de dominación se hacen pasar por la “normalidad”, en ¡AHLAN! se puede ver en la misma calidad satinada el paisaje de la dignidad frente a la necesidad, al abandono y la persecución política. Esa otra normalidad, la de la dignidad de la resistencia es la que deja ver como paisaje ejemplar, la intervención de Nuria Carrasco sobre la realidad que se nos impone desde este tipo de instituciones.

¡AHLAN! AÑO 0

Carmen Campos

Lo privado es, por definición, lo oculto e inaccesible, lo más secreto e íntimo que cada uno guarda para sí: a esa esfera pertenecen el hogar, la comida, los rituales de belleza o los usos amatorios. En torno a lo privado se han ido construyendo algunos géneros de ficción como la novela burguesa. La Historia (con mayúsculas) se reservó para lo público, lo masculino, lo oficial. Pero esta dicotomía hace ya mucho que se disolvió: lo privado se hizo público, los medios masivos y los géneros híbridos. La popularidad de las revistas del corazón coincide con el nacimiento de la historia de la vida privada como género historiográfico (George Duby).

Hace ya muchos años desde que Roland Barthes encontrara claves mitológicas en la interpretación de las recetas de la revista Elle, comprendiendo que esos pequeños detalles proporcionan las mejores pistas para el estudio de usos y costumbres de cualquier ecosistema. Las revistas de papel cuché, glossy magazines o revistas del corazón muestran, precisamente por lo que ocultan, todas las contradicciones y cinismo del discurso político contemporáneo, de la acartonada historia oficial, pues en su iconografía y diseño se camuflan verdades difícilmente digeribles en otros formatos.

En España, cualquier avezada lectora de este tipo de revistas estará al día o incluso por delante de otros medios en el conocimiento de intrigas políticas y corruptelas. Si sabe leer las imágenes, podrá observar, junto a la moda, los posados o los menús navideños, lo que subyace a la foto de los invitados a la boda de la hija del presidente, el repentino traslado de jóvenes duques a otro país, los discretos y oportunos viajes de solidaridad de nuestras reinas o, en el caso que nos ocupa, las oscuras conexiones entre los tronos alauita y español y su férrea voluntad de ocultación del Sáhara como entidad política.Y si la mejor forma de negación de la realidad es su transformación arquetípica diremos que el Sáhara aparece sí, pero convertido en escenario de reportajes de moda, donde elegantes testas no coronadas que casan con encantadores aventureros se alojan en jaimas de las mil y una noches..

La artista sevillana Nuria Carrasco viajó a los campamentos saharauis con el proyecto Artifariti en noviembre de 2012. AHLAN es la crónica de su estancia. La Historia del pueblo Saharaui es la historia de un fracaso. Las mayúsculas le han dado siempre la razón: las resoluciones de la ONU, los Derechos Humanos, los Acuerdos o las Razones de Estado. Todos estos argumentos han estado de su lado y sin embargo aquí estamos. Por eso entrando a sus casas como reportera del papel cuché Nuria pone en evidencia la futilidad de esa otra Historia con Mayúsculas. No se trata de hablar por boca de nadie, sino de denunciar la cáscara retórica de los géneros al uso y de avisarnos del peligro que supone el intento de cualquier interpretación. En los campamentos se vive, se come, se celebran bodas y nacimientos. También se vuelve a la nada desde una carrera profesional en otro país y se frustran los deseos de los jóvenes más valiosos. AHLAN lo cuenta en este número especial que confiamos ayudes a difundir.

ENGLISH

The private is, by definition, the hidden and inaccessible, the most secret and intimate things that everyone keeps to themselves: home, food, beauty rituals or amatory uses belong to this private sphere. Some fiction genres as the bourgeois novel have been created about the private. History (with capital H) was kept for the public, the masculine, the official. But this dichotomy has been long since dissolved: the private became public, the media and hybrid genres. The popularity of celebrity magazines coincides with the birth of the history of private life as historiography genre (George Duby).

Many years have passed by since Roland Barthes found mythological keys in the interpretation of Elle magazine recipes, realizing that those little details provide the best clues for the study of customs of any ecosystem. Coated paper magazines, glossy magazines or gossip magazines show, precisely in what they hide, all the contradictions and cynicism of contemporary political discourse, the stiff official history, since in their iconography and design, indigestible truths for other formats are camouflaged.

In Spain, any seasoned reader of such magazines will be updated, or even ahead of other media, in the knowledge of political intrigue and corruption. If you know how to read the images, you could see (alongside the fashion, the perched or the Christmas menus) which underlies the picture of the guests at the wedding of the president's daughter, the sudden transfer of young Dukes to another country, the discrete and well-timed solidarity travels of our queens or, in the present case, the dark connections between Alawite and Spanish thrones and his iron will on hiding Sahara as a political entity. And if the best form of denial of the reality is its archetypal transformation, we would say that the Sahara appears, but converted into fashion reports scenarios where graceful not crowned heads who are being married to lovely adventurous men, stay in “jaimas” of the Arabian Nights ...

The Sevillian artist Nuria Carrasco traveled to the Saharawi camps with the Artifariti project in November 2012. AHLAN is the chronicle of her stay there. The History of the Saharawi people is the history of a failure. The capital letters have always proved them right: the resolutions of the UN, the Human Rights, the Agreements or the Reasons of State. All these arguments have been on his side and yet here we are. Therefore, coming into their homes as a reporter of coated paper, Nuria highlights the futility of that other History with capital H. This is not about speaking for them, it is about denouncing the rhetoric shell of the common genres and notifying us about the danger that implies the attempt of any interpretation. In the Saharawi camps people live, people eat, people celebrate weddings and births. People also return to nothing from a successful career in another country and the wishes of the most valuable young people get frustrated. AHLAN tells us everything about the life in the Saharawi camps in this special issue and we rely on you to help us to spread it.


PUNTOS DE VENTA:

Librería LA CENTRAL. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Madrid.
Iborypress Bookstore. Madrid.

VENTA ONLINE CON GASTOS DE ENVÍO INCLUIDOS:

DESTINO POSTAL
Nombre y dirección postal: