2001 ANCHO MARGEN. Instalación. Acero inoxidable incrustado en la pared.

2001 ST. 44 x 150 x 40 cm. Bronce

Bajo el título, EL SUELO SE MUEVE, Nuria Carrasco medita sobre la transformación y la adaptación; sobre la flexibilidad, pasajera y frágil, de la existencia humana. Una realidad que paradójicamente las metáforas hacen visible, en esta exposición de objetos, esculturas, instalaciones, y fotografías, en las que el uso racionalmente equívoco de los materiales, como es característico en la obra de Nuria Carrasco, invitan a una danza inmóvil o buscan en lo inflexible las claves de su mutavilidad.

La rigidez a través de unos elásticos de bronce, a los que ha negado su función. Catorce metros de infinito, sólo un instante de juego, o unas gomillas “incapaces”, anulan toda posibilidad de intercambio y crecimiento. En otro sentido descubre, en el juego de azar, de la observación, como unos simples ajos son sencillamente...¡pajaros!.

Unos cubiertos cuyos mangos miden 90 cm., concebidos para dar de comer a los demás, en un acto de generosidad “a distancia”, y un zapato con posibilidad de albergar muchos pies, nos hablan de compartir e intercambiar, pero también de conflictos.

En "todos los lugares", la fotografía en la que aparece una niña durmiendo sobre la superficie del mar, nos habla de esa serenidad de la que goza el que vive en el mundo soñado de la utopía, sin fronteras, sin posesiones, pero donde la vida fluye sin obstáculos. La apertura, el flujo de las partículas en incesante movimiento, en búsqueda contínua. Un lugar donde los muros, como el suelo, también se mueven, donde hay un ancho margen para las correcciones y donde siempre se puede comenzar de nuevo.

En una bolsa inalcanzable y una figura humana realizada con chicle, podemos reconocer también ese infinito hacerse y deshacerse. El cambio interno y externo en contínua interrelación, unidos simultánea y sucesivamente, “estiran-mastican”. El ser humano se recompone, se contrae, se agranda, porque como el corazón, en su flexibilidad, también está la clave de su existencia.

2001 ST. 9 x 91 x 26 cm. Cuero.

2001 ST. 240 x 70 x 40cm. Chicle, esencia de fresa, estructura hierro.
2001 EL OLOR DEL DESEO. 186 x 45 x 40 cm. Chicle, esencia de fresa, estructura poliuretano.

2001 ST. 3 piezas de 90 cm. de largo. Latón, baño de plata.
2001 ST. 170 x 123 cm. Fotografía digital.

2001 CATORCE METROS DE INFINITO. 4 x 8 x 12 cm. Bronce.

2001 ST. Medidas variables. Bronce.

2001 TODOS LOS LUGARES. 113 x 170 cm. Fotografía digital.